Cargando

Cargando página, espere por favor...

El Yogourt Mejora la Digestión de la Lactosa Alcázar de San Juan Castilla La Mancha

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha confirmado esta semana el beneficio que ejerce el yogourt sobre la digestión de la lactosa en personas con dificultades en su absorción...

Compañías Locales

Consejos-e no promueven las compañías que aparecen en este sitio.Más Información
Fausto Garcia Cañadilla
926 545 169
Álvarez Guerra 9 Ent. B
Alcázar de San Juan, Castilla La Mancha
Especialidad
medicina general

Esta Información es Proveída por
Centro De Terapias Alternativas Atlas Santiago Apostol, 8  
925205439
Santiago Apostol 8
Puebla Almoradiel, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Farmacia Pilar Caro Tomelloso - Socuellamos, 118  
926514724
Socuellamos 118
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Av. Juan Carlos I, 24  
926506601
Juan Carlos I (De) 1
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Centro Medico Lamar S.L.  
926514002
Pintor Francisco Carretero 11
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Clinica Summed
606 935 543
Dos Parcela 17 - P. I. Alces
Alcázar de San Juan, Castilla La Mancha
Especialidad
medicas

Esta Información es Proveída por
Manzanares Molina Natalia
925178044
Virgen 8
Puebla Almoradiel, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Farmacia Pilar Caro Junto Al Parque Viejo  
926514724
Socuellamos 118
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Farmacia Jose Luis De La Cruz Navarro Fax  
926511822
Francisco Garcia Pavon 2
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Farmacia Luis Menchen  
926510945
Sancho Panza (T) 
Tomelloso, Castilla La Mancha

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

El Yogourt Mejora la Digestión de la Lactosa

Artículo proporcionado por: 

Según el comunicado de la EFSA, el panel de expertos ha considerado que este beneficio concreto del yogourt tiene suficiente evidencia científica para corroborar el efecto.

La leche y sus derivados son los únicos alimentos ricos en lactosa que nuestro organismo puede digerir gracias a la acción de una enzima que se produce en el intestino delgado, la lactasa. La mayoría de niños presenta una enorme cantidad de lactasa en el momento del nacimiento, y es a partir de los 3-5 años de edad cuando la mayor parte de la población experimenta una pérdida gradual de esta actividad enzimática, que puede llegar a dificultar la absorción de la lactosa en la edad adulta. Cuando la lactosa mal digerida llega al intestino grueso, puede aparecer flatulencia, dolor abdominal, hinchazón y diarrea. En España, entre un 36 y un 50% de la población adulta es intolerante a la lactosa, y también afecta a un 20% de la población infantil.

Microorganismos que facilitan la digestión de la lactosa

Según la actual legislación española (Norma de Calidad BOE 18-2-2003), únicamente se puede denominar yogourt o yogur al producto de la leche coagulada obtenida por fermentación láctica mediante la acción de dos bacterias: Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. Y es a este compuesto exclusivamente, al que se refiere la Agencia Europea.

Estos microorganismos productores de la fermentación láctica deben ser viables (es decir, capaces de reproducirse y de mantener todas sus características durante toda la vida útil del yogourt: 28 días) y estar presentes en el producto terminado en una cantidad mínima de 100 millones por gramo o mililitro de yogourt. Para mantener la viabilidad de dichos microorganismos el yogourt se ha de conservar entre 1 y 8ºC desde su fabricación hasta su consumo.

El yogourt es una leche fermentada en la que los microorganismos transforman la lactosa (”azúcar de la leche”) en ácido láctico, lo que da lugar a una reducción del pH y la consiguiente coagulación de las proteínas. La fermentación modifica los componentes y las propiedades organolépticas de la leche, y a su vez el descenso del pH favorece la conservación del producto, ya que inhibe el crecimiento de las bacterias de la putrefacción y de otros microorganismos perjudiciales.

Diversos estudios han demostrado que en individuos con dificultad para digerir la lactosa, el yogourt es mejor tolerado que la leche u otros lácteos, ya que las bacterias vivas presentes en él atenúan los síntomas de la intolerancia a la lactosa debido en parte a la presencia de ß-galactosidasa (lactasa) liberada por ellas, así como por presentar un menor contenido de lactosa que la leche como consecuencia de la fermentación de esas bacterias lácticas. Por lo tanto, en personas con dificultad para dig...

Haga click aquí para leer más artículos de Consejos-e

Los contenidos publicados en Consejos de Tu Farmacéutico cuentan con un exquisito asesoramiento farmacéutico y médico así como con el aval de numerosas instituciones vinculadas al sector, entre ellas la propia Organización Farmacéutica Colegial, Asociaciones de Pacientes y Sociedades Científicas de reconocido prestigio.
Todos los contenidos están registrados y poseen copyright a favor de Consejos de tu Farmacéutico. No se podrán reproducir, copiar o resumir, por ningún medio, ya sea electrónico, informático o impreso los contenidos de la publicación el consentimiento expreso de Consejos de tu Farmacéutico
Copyright © 2007, Difusiones Tecnológicas de Mercado, S.L., todos los derechos reservados. Política de privacidad